Esta Mujer Le Regaló Un Café A Un Mendigo, Pero Lo Que Pasó Después Te Dejará En Shock

Muchas veces en la vida nos tocará hacer gestos de bondad hacia personas que quizás ni conocemos y esto puede cambiarnos la vida a ambos.

Esta es la curiosa experiencia de vida de una joven llamada Casey Fischer que cuando salió para ir a la universidad decidió hacer una parada en un restaurante Dunkin’ Donut y se percató que en la acera del local había un indigente lo miro y continuo a comprar su café y una dona, luego se sentó para comer y esperar hasta continuar a su universidad.

¿Pero qué sucede con el indigente?

Pasado unos minutos Casey se fija que el indigente que ella había mirado antes de entrar al local entra e intenta comprarse un café pero no le alcanzan las monedas que pudo recolectar a lo que ella inocentemente se levanta de su asiento y le brinda una dona y el café que este quería también lo invita a sentarse con ella a conversar; pasados unos minutos el indigente se abre con ella y entablan una conversación donde él le dice que se llama Chris.

“Me ha contado mucho sobre cómo las personas suelen ser muy malas con él porque es indigente, como las drogas lo convirtieron en la persona que él más odiaba, y también que perdió a su mamá de cáncer y nunca conoció a su padre; que él sólo quiere ser alguien del cual mamá estuviera orgullosa y se le notaba muy triste mientras hablaba. – Dijo Casey“.

Luego de un buen rato de hablar Casey mira su reloj y se percata de que se le está haciendo tarde para irse a clases se despide de Chris y se va, pero él la detiene, sacó un papel de su bolsillo y le escribió algo se lo entrega a Casey sonríe y se retira.

En la nota se podía leer:

“Hoy iba a suicidarme, pero gracias a ti, ya no lo haré. Te lo agradezco, eres una persona hermosa”.

Con esto podemos aprender que no sabemos el efecto positivo que podemos transmitir a una persona cuando decidimos ayudarla en algo, muchas personas están necesitadas y aunque muchos piden para usar vicios no todos son malas personas.

Dejanos un comentario...