Mujer Dejó Su Hija Al Cuidado Del Padre, Una Hora Después Pasó Algo Terrible

Esta es la historia de Cheyenne Rae Owensby una niña hermosa y feliz que goza de buena salud, hija única del matrimonio entre Amy Owensby & James Davis Jr que ya estan separados.

Amy deja a Cheyenne con su padre los fines de semana, obviamente existe confianza entre ellos y la madre no teme por la seguridad de su beba, pero una hora más tarde recibe la peor llamada que una madre pueda recibir.

Hablando más sobre la niña tiene apenas ocho meses de edad, todos los padres sabemos que los bebés se ponen muy inquietos a esa edad; El padre al ver que su hija no para de llorar no se le ocurrió una mejor idea que sacudirla, ignorando el hecho que la fuerza de un adulto hace que el cerebro de un bebé choque en las paredes del cráneo, y esto le provocó un sagrado y una enorme inflamación a la bebé.

Los médicos le dan la información a la madre de que su bebé fue trasladada de emergencia en un helicóptero al hospital e inmediatamente fue conectada a un respirador artificial.

Finalmente cuando la madre llegó al hospital recibió la terrible noticia de que su hija había quedado en estado vegetativo y que iba necesitar cuidados durante toda su vida; con esto la madre quedo destrozada.

Ella solo lloraba y le rogaba a Dios que la tomara a ella y le diera otra oportunidad a su hija.

Al pasar las horas la policía se comunica con ella y le dice que su ex-esposo confezo haberla sacudido.

El hombre que yo amaba, mi primer amor, mi amigo de la escuela, un chico que he conocido toda mi vida y he compartido durante más de 10 años de vida ha hecho esto a nuestra hija. Mi mundo entero se ha derrumbado “.

Para seguir recibiendo malas noticias los médicos le dice que la niña no tiene muchas probabilidades de vivir esa noche.

Pero entonces sucede un milagro, Aunque Cheyenne perdió gran parte de masa encefálica, logró despertarse. Puede hablar y moverse, aunque perdió la movilidad de la mitad del cuerpo no ha perdido las ganas de vivir.

La hermosa sonrisa que se ve en esta última foto, nos demuestra que nunca hay que perder las esperanzas, ni siquiera en los momentos más oscuros.

La madre de Cheyenne escribe regularmente en Facebook e informar a amigos y familia sobre el progreso de Cheyenne.

Fuente: PrayersForCheyenne

Dejanos un comentario...